Diagnóstico por la imagen

  1. Radografía general (extremidades, tórax, cráneo, cadera, pelvis...)
    Diagnóstico por la imagen
    Radografía general (extremidades, tórax, cráneo, cadera, pelvis...)

    Las radiografías, o rayos X, se utilizan para producir imágenes de cada parte del cuerpo en función de las necesidades del paciente en el momento de la prueba. Se utiliza una dosis muy pequeña de radiación ionizante para producir esas imágenes, y sirven para diagnosticar huesos fracturados en cualquier parte del cuerpo, desde las articulaciones hasta el cráneo, o dislocación de articulaciones. Además, las radiografías son la forma más rápida y fácil de que el médico pueda ver y evaluar fracturas, lesiones y anormalidades en huesos y articulaciones.

    Desde 18 €
    En exploraciones sucesivas se aplicará un descuento del 15% sobre PVP.
  2. Ecografía muscular o tendinosa
    Radiología
    Ecografía muscular o tendinosa

    La ecografía muscular es una prueba no invasiva e indolora que se utiliza para revisar los músculos y los tendones de tu cuerpo.  Permite observar las estructuras no óseas desde el exterior del cuerpo con ondas de ultrasonido sin necesidad de aplicar radiación. De este modo el especialista podrá diagnosticar si tienes alguna alteración como algún tendón enfermo y detectar lesiones. 

    Desde 30 €
    En exploraciones sucesivas se aplicará un descuento del 15% sobre PVP.
  3. PET - Metionina
    Diagnóstico por la imagen
    PET - Metionina

    La prueba PET metionina se utiliza en la evaluación de los tumores primarios del sistema nervioso central, especialmente los tumores cerebrales. La utilización de este estudio permite obtener imágenes tomográficas cerebrales para determinar la presencia tumoral.  Este tipo de pruebas permites observaciones en el sistema nervioso central que tienen vital importancia, ya que los tumores cerebrales primarios representan una causa importante de fallecimiento en pacientes jóvenes. Además, el PET 11C-Metionina proporciona información que permite redirigir la propuesta terapéutica inicial y así ayudar a mejorar el proceso de tratamiento. 

    Desde 2.500 €
  4. P.E.T. colina
    Diagnóstico por la imagen
    P.E.T. colina

    El estudio PET Colina se utiliza en pacientes con cáncer de próstata, carcinoma hepatocelular o tumores cerebrales. Su utilización en otros tumores, como patologías ginecológicas o cáncer colorrectal está todavía en desarrollo y evaluación.  Se llama PET Colina porque la sustancia utilizada durante la prueba es la 18F-colina, una sustancia radiactiva que tiene el fin de detectar ciertos tipos de cáncer. Las células del cuerpo absorven la 18F-colina y las células tumorales absorven más de esta sustancia que las células normales. A través de un escáncer de TEP se detectan las células del cuerpo que absorbieron la sustancia. Esta innovadora téncnica permite diferenciar entre el tejido sano y el enfermo, ayudando a mejorar la cuantificación y la localización de lesiones, tumores y metástasis en pacientes oncológicos, de manera rápida y poco invasiva.

    Desde 2.200 €
  5. P.E.T.
    Diagnóstico por la imagen
    P.E.T.

    El PET (tomografía por emisión de positrones) es una prueba que se utiliza para obtener imágenes del interior del organismo, permitiendo detectar la actividad metabólica de las células. Por ejemplo, puede determinar el flujo sanguíneo, el consumo de oxígeno o el consumo de azúcar de unas células determinadas. Es por eso que se utiliza sobre todo para el diagnóstico y seguimiento de los pacientes con cáncer, ya que las células tumorales tienen un metabolismo diferente al de las células sanas. También puede utilizarse en otros campos de la medicina, como la cardiología o la neurología.

    Desde 1.200 €
  6. P.E.T. tac
    Diagnóstico por la imagen
    P.E.T. tac

    El PET TAC consiste en hacer un TAC y un PET en una sola prueba. El TAC (Tomografía Axial Computerizada) se utiliza para, a través de radiación X, obtener múltiples imágenes de todo el cuerpo. El PET (Tomografía por Emisión de Positrones) se utiliza también para la obtención de imágenes del cuerpo, pero en este caso de imágenes de la actividad metabólica de nuestras células con un radiotrazador radioactivo. Así que es el PET TAC lo que nos da la mayor información posible de lo que se quiere y se necesitar estudiar del cuerpo. Sirve para localizar tejidos neoplásicos en el cuerpo, como tumores (benignos o malignos), para detectar si puede haber un caso de metástasis y para evaluar la eficacia del tratamiento quimioterápico o radioterápico. Si se hace en la zona del cerebro también tiene usos como detectar o confirmar posibles demencias como el Alzheimer.

    Desde 1.255 €